Los Pierre: el último caso de emprendedores españoles de éxito

Carlos y Óscar triunfan con sus aplicaciones: una te busca el piso perfecto y la otra te entrega lo que quieras en una hora.

Son jóvenes. Son primos. Son emprendedores. Son los Pierre. Y quieren comerse el mundo. Ambos tienen esa media sonrisa del emprendedor que sabe que tiene éxito. Esa mirada inquieta. Y buena labia en varios idiomas. Uno estudió ingeniería aeronáutica. El otro ejerció de auditor en la multinacional PwC. Pero dejaron sus trabajos porque «se aburrían» y, si de pequeños eran compañeros de travesuras, ahora se pican para ver cuál de sus empresas crece más rápido.

De la cabeza del mayor, Carlos (26 años), nació Badi, el Tinder de los pisos compartidos. De la de Óscar (24 años), Glovo, la app de los Recados 2.0.

Ambos nos esperan en los bajos del número 85 del Carrer Pallars, en Barcelona. Estamos en las oficinas de Glovo, donde Óscar y su equipo de 60 chavales trabajan en una aplicación que permite comprar cualquier tipo de producto y recibirlo en casa en menos de una hora. Más de 100.000 personas ya lo han usado en Madrid, Valencia, Barcelona, París o Milán.

Ver noticia completa…