Dos formas de usar el paro para emprender

Aquellos que se encuentren en situación de desempleo y les corresponda una prestación, pueden invertir tales cantidades en sus iniciativas empresariales.

Durante el pasado año, el número de trabajadores autónomos creció en España. Este auge se debió, en gran parte, a la cantidad de emprendedores que se decantaron por iniciar su propio proyecto. En este sentido, aquellos que se encuentren en situación de desempleo y les corresponda una prestación, pueden invertir tales cantidades en sus iniciativas empresariales.

Para ello tienen dos caminos. El primero de ellos pasa por cobrar el paro mientras inician la actividad como autónomos. En este sentido, la administración permite compatibilizar la percepción mensual de la prestación correspondiente con el trabajo por cuenta propia por un máximo de 270 días. No obstante, es necesario solicitar este derecho en el plazo improrrogable de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia.

Ver noticia completa…